“Burgos es una ciudad con una gran conciencia social”

El Dr.C. José Luis Cuesta Gómez es uno de los especialistas que integran nuestro programa de capacitación en la Universidad de Burgos, en España, y nos cuenta la importancia de esta pasantía para los docentes chilenos, así como su experiencia en este ámbito.

“Burgos es una ciudad con una gran conciencia social”

El Dr.C. José Luis Cuesta Gómez es uno de los especialistas que integran nuestro programa de capacitación en la Universidad de Burgos, en España, y nos cuenta de la importancia de esta pasantía para los docentes chilenos, así como su experiencia en este ámbito.

Si estás pensando aún en tomar nuestro programa de capacitación en la Universidad de Burgos, en España, Master Tour te trae una serie de entrevistas con nuestro grupo de especialistas, las cuales te abrirán la mente para que no lo pienses más e inviertas en una pasantía que te ayudará a crecer como profesional. Y si ya eres parte del grupo de afortunados que viajarán con nosotros en 2019, aquí te presentamos un adelanto de lo que será esta inolvidable experiencia.

En esta oportunidad, el Dr.C. José Luis Cuesta Gómez nos cuenta sobre su aporte a la educación desde 1990, la cual siempre ha estado ligada al autismo, desarrollando intervención directa y apoyo a niños, adolescentes y adultos. Su amplia trayectoria y dedicación le permitió obtener el Primer Premio Nacional de Investigación “Ángel Rivière 2008”; así mismo, ha participado como ponente invitado en más de 40 jornadas y congresos a nivel nacional e internacional y cuenta con numerosas publicaciones científicas.


Coméntenos algunas generalidades del curso “Discapacidad: nuevos enfoques en la conceptualización, intervención y desarrollo de servicios de apoyo”.

"Durante el curso reflexionaremos cómo los cambios en la concepción de la discapacidad han generado una transformación paralela en los modelos de intervención y en lo que se considera una buena práctica profesional.

Al mismo tiempo, el rol del profesional de apoyo también incorpora nuevas competencias que orientan la intervención a asegurar una buena calidad de vida para la persona con discapacidad, lo que supone transcender nuestra práctica más allá de la escuela, la etapa infantil y los aprendizajes académicos, y pensar en las diferentes áreas de desarrollo y  entornos a lo largo del ciclo vital.

Calidad de vida, inclusión, proyectos vitales, participación de la persona con discapacidad, papel activo de la familia, formación y actitud profesional y aprendizajes significativos, etc., son claves para configurar una buena práctica".


¿Cómo observan esta área en Sudamérica?

"Tengo una amplia experiencia de colaboración con profesionales y centros de autismo y discapacidad intelectual en Sudamérica, principalmente en Argentina y Uruguay. A lo largo de 18 años de colaboración he evidenciado un gran avance en relación al consenso en cuanto a la forma de comprender e intervenir en discapacidad. Se han ido generando cada vez más recursos, hay una práctica muy coordinada entre profesionales, que da valor a la educación, en sentido amplio, y cada vez más se apoya en la evidencia científica.

Queda por avanzar en proyectos que aborden la etapa adulta, la inclusión laboral, y los modelos de vivienda supervisada para las personas con mayores necesidades de apoyo".

 

¿Qué puede aportar este curso a los educadores chilenos?

"La aportación se orienta hacia una doble perspectiva, la de formar a formadores y la de capacitar en estrategias para los educadores que puedan estar en contacto con personas con discapacidad.

La actividad contribuirá a consolidar lazos de intercambio entre los participantes, y una red de trabajo y desarrollo a partir de buenas prácticas.

Pienso que el curso contribuirá a extender una visión positiva de la discapacidad, no solo centrada en limitaciones o déficit, sino que muestre las capacidades y oportunidades de desarrollo que tienen todas las personas".

 

¿Falta apoyo para el mejoramiento en la enseñanza de alumnos con alguna discapacidad?

"Es necesaria una mayor dotación de recursos especializados, que permitan garantizar la máxima inclusión educativa o la atención especializada en recursos específicos para las personas con mayores necesidades de apoyo.

Una mayor conciencia social acerca de las necesidades de las personas con discapacidad, y la creación de programas que aseguren la formación a lo largo de la vida, el desarrollo de capacidades, el disfrute de los mismos derechos que el resto de la población. En definitiva, pensar en el futuro de las personas con discapacidad y generar proyectos que den respuesta a las necesidades a lo largo de la vida".

 

¿Por qué los chilenos deben de capacitarse en la UBU en esta área de la educación (inclusión y diversidad)?

"Burgos es una ciudad con una gran conciencia social, que cuenta con muchas organizaciones que apoyan distintas situaciones de exclusión. Y la Universidad de Burgos es una entidad con un fuerte compromiso de aceptación e inclusión. En relación a la discapacidad, durante este año ha desarrollado un proyecto pionero de inclusión de jóvenes con discapacidad intelectual en la Facultad de Educación, que ha posibilitado la convivencia, la participación y el disfrute con alumnado sin discapacidad.

La Universidad cuenta con una unidad de apoyo a alumnado con necesidades educativas especiales, y numerosas iniciativas relacionadas con la inclusión y diversidad (formación, voluntariado, apoyo al alumnado y al profesorado, actividades de sensibilización social, apoyos para el examen de acceso a la Universidad, etc.)"


¿Cómo pueden aportar las tecnologías de la información y comunicación en la enseñanza a personas con alguna discapacidad?

"En el marco del curso presentaremos distintas aplicaciones tecnológicas al servicio de los profesionales, para facilitar apoyo a las personas con discapacidad en áreas tan diversas como la comunicación, interacción social, trabajo, ocio, etc. En esta línea, yo coordino un Título Propio On Line, desarrollado en esta Universidad, titulado Aplicación de las TIC’s en la intervención con Personas con Autismo".


¿Cómo nace su interés en intervenir esta área de la educación y qué experiencia de vida nos puede compartir?

"Mi vida profesional desde 1990 ha estado siempre ligada al autismo, desarrollando intervención directa y apoyo a niños, adolescentes y adultos. Mi tesis doctoral, presentada en 2008 se centró en la elaboración de una herramienta de evaluación de calidad de vida para centros y organizaciones de autismo, trabajo que fue el inicio de otros relacionados con el modelo de calidad de vida relacionado con su evaluación y aplicaciones a la intervención.

A nivel personal, he convivido con personas con discapacidad, lo que me ha aportado una visión desde el ámbito familiar que ha enriquecido la profesional.

Desde 2010 trabajo en la Universidad de Burgos, donde mi docencia, proyectos de investigación, y publicaciones, están centradas en la discapacidad.

Desarrollo funciones de asesor y formador en diferentes centros de Iberoamérica, pertenezco a una Fundación de Autismo cuyos objetivos son la innovación, investigación y apoyo a la tutela. Dirijo la Cátedra Miradas por el Autismo, firmada entre la UBU y la Fundación Miradas por el Autismo. Fui Presiente de la Asociación Española de Profesionales del Autismo 2006-2014".